ANECDOTAS DE LOS QUE TE CUIDAN

Buenas noches, llevo varios días pensando en escribir esta entrada que ya había pensado varias veces, pero que las otras noches en uno de esos pocos momentos de relax que se pueden tener en una noche en urgencias, contando anécdotas con dos compañeras, me anime y es que como decíamos, no nos damos cuenta, pero las cosas que vivimos en nuestro día a día son increíbles, algunas curiosas, otras graciosas y otras no tan graciosas.

No se si es vocación, si viene en nuestro interior o si lo aprendemos, pero ya desde la universidad todos hemos vivido infinidad de estas situaciones y las que no vivíamos nosotros eran compartidas en los desayunos, almuerzos y meriendas, convirtiéndolas en vivencias propias, siempre hablando de multitud de situaciones duras o algo macabras a las que buscábamos la parte graciosa o morbosa, como eran esos desayunos, con el bocadillo de bacon con mahonesa, hablando de heridas malolientes o supurando esos fluidos que no tenían nada que envidiar a la mahonesa, hablando de mocos, pis y otros desechos de todo tipo. Me viene también a la memoria nuestros desayunos en la cafetería del hospital civil donde estudiamos, que justo detrás se encontraba ubicado mortuorio y siempre alguno hacia referencia a de donde se sacaban las lonchas de jamón cocido.

Pero bueno, aunque muchos no entiendan estas bromas, después de muchos años, se que es una forma de luchar contra lo mas duro de nuestro trabajo, como es el estar continuamente junto a lo peor de la vida, la enfermedad y la muerte. Porque son muchas las lágrimas que nos hemos tragado, muchas las que no hemos podido controlar teniendo que escaparnos un momento, el estar triste en casa, porque aveces tu dolor nos lo llevamos a casa... pero también vivimos con alegría como te curas, como ves nacer una vida, como estas ahí sudando y dejandote el alma, reanimando a una persona que esta muerta y que en uno de esos masajes cardiacos sientes como su corazón, separado de tus manos solo por piel y costillas comienza nuevamente a latir, volviendo a la vida...

Y muchisimas cosas mas que se me ocurren pero que no quiero aburriros, así que mi idea es ir poniendo anécdotas que he vivido y animaros  a que compartáis las vuestras, que muestren a todo el que quiera leerlo lo bueno y lo malo de este trabajo. Los únicos requisitos es no dar datos personales puesto que ante todo debemos de respetar la intimidad de los pacientes que atendemos.

ANÉCDOTA DE UNA NOCHE DE VERANO

Os voy a describir uno de los motivos de consulta más absurdos que he vivido, era una noche de verano, bien entrada la madrugada en torno a las 3 o las 4 de la madrugada, estaba trabajando en urgencias en el área de triaje, que para quien no lo sepa, es donde los pacientes nos cuentan lo que les pasa y nosotros según la gravedad les damos un nivel de prioridad para ser atendidos. Pues recuerdo que era una paciente asiática a la que se le había caído la cabeza de una gamba sobre un dedo del pie y había decido a esas horas de la madrugada ir a urgencias para eso, adivinad el motivo de consulta "refiere agresión por bigote de una gamba".

Comentarios

Entradas populares